martes, marzo 13, 2012

Sólo otro día en el Infierno

Se siente como si tuviera que estar haciendo otras cosas... pero ya me da igual...


De verdad siento que ya perdí mis objetivos, mis razones para vivir. Mis planes para el futuro no son seguros y honestamente, ni idea que haré mañana, ¿cómo puedo entonces que haré en un año, diez, treinta, cincuenta? 


Solo tú puedes hacer que recupere mi brillo y mis ganas de vivir; mi sonrisa, mi ilusión, mi felicidad..., todo depende de tí. Pero últimamente estamos en un 5 - 2 [5 días discutiendo, 2 pasándola bien]. Lamento no ser quien tu quieres que sea, lamento no ser como tu quieres que sea, lamento... todo en realidad. Pero si tanto me detestas..., ya sabes... ¿Por qué estás con una persona que no te hace feliz?, es mi pegunta.


Todo pierde color en mi mundo y siento como si algo presionara fuertemente mi corazón. Ya no puedo dormir bien, no solo me acuesto en un mar de llantos, no solo siento ese espantoso dolor en mi  corazón, no solo me siento sola y abandonada, como un animal deforme imposible de ser amado, no solo muero por sentir que me abrazas, sino que tengo pesadillas y sueños locos que no me dan el mínimo alivio al dormir. Incluso llego a desear poder dormir y no despertar jamás.


No hay droga tan fuerte y eficaz como para aliviar mis penas, no hay charla de amigas que sustente mis lagrimas, no hay cosa en el mundo que llene mi alma [por más de los 60 segundos desde su adquisición], solo tú, solo tú. Pero siento que te pierdo, que estamos distantes, más de lo normal, casi puedo ver como todo se derrumba a mi alrededor y no queda nada. Tú me dices que no piense en cosas malas como en que terminamos, nos separamos y demás pero, ¿cómo no hacerlo en las situaciones que pasamos a diario?.





(ya estoy empezando a sentir que esto es algo así como una carta suicida, ojalá lo fuera, así todo este sentimiento de depresión acabaría de una vez) 


Nadie me comprende, o eso siento yo, y si se lo cuento alguien dirán que soy una psicópata suicida, y quizás lo sea, y huirán de mí... como siempre. Al fin y al cabo en algún momento se van de mi vida, olvidándose de mi existencia.

Diré la verdad, solo quiero morirme de una vez.
Lamento ser tan directa pero, ¿para qué vivir?. A ver dime tú, ¿Cuál es tu motivo de existir?, ¿Qué planeas para tu vida?, ¿Acaso estudiar un tercio de vida y trabajar durante el resto es esperanzador para tí?, ¿Será que esperas ganar mucho dinero y luego jubilarte y viajar por el mundo?, ¿O es que te convertirás en una estrella del rock y vivirás tu sueño?, ¡No no, ya sé, ya sé! ¡Estás esperando que tu príncipe azul te venga a buscar en su corcel blanco para vivir felices para siempre!. Vamos, dime. Dime que es lo que tienes en mente, sea lo que sea, sonará deprimente o como un cuentos de hadas para mí.

¿Saben que quiero yo? Vivir el resto de mi vida con el amor de mi vida. Pero la vida es muy cruel y estamos separados, por 5 mil km. Discutimos todo el tiempo, ambos al menos una vez mencionamos la idea de terminar, vivimos en la rutina, y tenemos "semanas libres" casa dos días por nuestras discusiones...

No importa si tu crees que es una mala relación o que mi*rda. Mi corazón lo ama, y ojalá no fuera así, porque es insoportable no poder vivir sin él; y no saben como me destroza la más estup*da discusión. La vida con él me lleva a los extremos de la felicidad y de la depresión. Solo desearía que  muestra relación fuera mas estable y claro, no estar separados por esta maldita distancia de 5 mil km.
.

No hay comentarios: