miércoles, abril 01, 2015


Es gracioso ver como nosotros mismos nos hacemos la cabeza. Como nos ponemos a pensar que todo acabó, que ya está con otra, que ya no quiere salir conmigo. Las razones para llegar a esta conclusión pueden ser las mas estúpidas y ridículas que jamas hayan escuchado. Pero ta, yo me las creo. Pero me las creo mal. De verdad siento que todo eso que ahora suena loco y sin sentido, en ese momento, tiene sentido

En momentos como esos..., es imposible tratar de razonar conmigo. Es como que me estoy autoconvenciendo que tengo razón. No importa que todos me den la contra, yo sigo creyendo que ellos son los locos, que no entienden, que mi caso es diferente...

Pero no. No es así. Por suerte.
Pero de verdad, DE VERDAD,  necesito tranquilizarme un poco. No quiero desesperarme por cosas tontas, ¡por un hombre!.
Él, tiene una manera de vivir tan tranquila y relajada, y yo tan... tan..., tan manipuladora y controladora, y estresante. Me canso de solo pensarlo. Quiero ser como él. Quiero vivir y sentir como él, tal vez por eso siento tantas ganas de salir con él, estoy segura que aprenderé de él, tal vez, me enseñe incluso a ser libre.

No hay comentarios: