viernes, diciembre 18, 2015

Monologo hacia mi misma


¡Este verano suponíamos adelgazar! ¡Se supone que iríamos  a natación mientras que seguíamos trabajando y ahorrando dinero! ¡¿Por qué tienes que ser tan débil e impulsiva?! ¡¿Dejar el trabajo e irte a Brasil solo porque el chico que te gusta lo hace?! Sí que eres estúpida, ¡ni que te hubiera invitado! Ni si quiera le importa si vas o no...

"No soy impulsiva", "Yo tomo mis propias decisiones", ¡Sí, claro! Ni si quiera sabes qué es lo que quieres, menos aún tomar tus propias decisiones.

Eres TAN PATÉTICA, Carolina, que das ASCO. Me sorprende lo muy estúpida e ingenua que aún sigues siendo.

... Ir a Brasil y luego qué? ¡¿Qué harás?! Para cuando vuelvas no tendrás trabajo, ni dinero, ni los amigos que dejaste del trabajo, ni si quiera al chico por el cual todo lo abandonaste.

Enserio, ¡¿Qué mi*rda te hizo ese tipo para  que te comportases de esta manera?!
Estoy muy, muy decepcionada. Gran pelotuda.




----------------------------------------------------------------------------------
Un mónologo hacia mi misma, 
de esas cosas que no puedo dejar de pensar. 
¿Cómo puede uno ser feliz, cuando se está 
tan lleno de rabia, tristeza y decepción hacia uno mismo?

No hay comentarios: