viernes, octubre 19, 2012

Vacilante Amor


Con la mirada perdida en medio de la clase de historia, otra vez, pensando en cosas que no debe pensar, en lugares y momentos inadecuados; pero es inevitable. 

- ¿Cómo es que nadie se da cuenta? - piensa angustiada. - ¿Cómo es que no miran en lo profundo de mis ojos, y ven mi tristeza? ¿Que acaso ven mi sonrisa y ya creen que todo está bien?.

Sus amigas íntimas lo notaron, pero pensaron que no había nada que podrían hacer por ella. Y estaban en lo correcto. Su madre lo notó también, pero por más que le preguntó e insistió para saber cuál  era su problema, ella no respondió.

Pérdida en su mente, en ese mar de dudas con el que llevaba lidiando hacía ya un mes, desde que ESO pasó. Todo fue un gran engaño. Una gran mentira, una ilusión. ¿Amor qué es eso? Es imposible que tú siquiera te acerques a ese sentimiento, no estás dispuesto a hacer ni una sola cosa de todo lo que yo estoy dispuesta a hacer por tí. Ya ni siquiera quieres esperar por mí, dices estar "confundido". ¡Yo estoy confundida! ¿Acaso alguna vez estuviste tan enamorado de mí como dijiste estarlo, como yo creía que lo estabas? ¿Acaso lo que sentías por mí era un sentimiento tan frágil como el que sentiste por ella?, ¿Un "te amo" que olvidas en tres días?


Estoy cansada de suponer que en el fondo sí me quieres, es tu turno de decírmelo. 
Dímelo, o jamás lo creeré. 






Ey, cariño, ¿todavía sientes algo por mí? Algo, lo que sea.


__________________________________________________________
Ando pensando en remodelar el blog, pero por el momento me encuentro ocupada con mis exámenes finales, por lo tanto, me encargaré de eso al terminar con eso, y cuando empiece a celebrar mi libertad, ya que por cierto, este es mi último año de bachiller, así que, 
hasta dentro de poco.