martes, octubre 28, 2014

Aburrimiento.


Hay días en los que de verdad me siento completamente perdida. 
No sé qué hacer, no sé cómo hacerlo, y todo me parece agobiantemente aburrido.

Uno podría decir que se debe a la falta de actividades en mi día a día, pero es aún más que eso. La vida me parece muy, muy aburrida. Sí quisiera tener más actividades aveces, y ver más personas y salir y divertirme; pero al mismo tiempo me parece fastidioso.
No quiero fechas límites, ni ser "forzada" a salir con mis amigos cuando no me apetece. Mucho menos tener que madrugar y "cumplir" con mis actividades TODOS LOS DÍAS. 

Quiero la libertad de tener una amplia variedad de cosas que eligir para hacer cada día. Y hacer lo que más me apetezca en el momento. ¿Clases de natación esta tarde? Claro, ¿por qué no? ¿Mejorar mi japonés? Pues solo voy a clases y ya. Tal vez prefiera la playa, o tal vez simplemente ir de compras. 

¿Cómo se supone que vaya a saber qué querré hacer el sábado? Apenas se qué haré ahora.
Me parece fastidiosa la idea de hacer planes para luego verme forzada a hacer algo que hace unos días sí quería hacer.


Otro problema en cuestión es el trasporte. ¿POR QUÉ TODO TIENE QUE ESTAR TAN LEJOS? ¿POR QUÉ TIENE QUE SER TAN DIFÍCIL LLEGAR A DICHO LUGAR? En primer lugar es porque vivo a una hora del centro—lugar donde todas las actividades importantes e interesantes suceden. Pero incluso en el centro mismo, algunas cosas quedan bastantes lejos de las otras, y tienes que tomarte uno de esos complicados buses que dan mil vueltas, y saber dónde bajarte para llegar a dicho lugar. ¿Por qué no puede todo estar en el mismo lugar?

Dinero y tiempo. Estos son unos grandes factores a la hora de decidir hacer algo. O tienes el dinero, pero no el tiempo; o tienes el tiempo pero no el dinero. O tal vez no tengas ninguno, en el peor de los casos.

Sea como sea. Siempre siento que no puedo hacer lo que quiero. Y cuando puedo, me canso/aburro de ello al poco tiempo, o las personas con las que comparto la clase hacen que la experiencia no sea tan agradable.

Lo peor me parece que es, el no saber cómo cambiar esto. Y me parece que aunque muchas cosas cambiasen, aún así, me seguiría fastidiando.

No hay comentarios: